martes, 22 de noviembre de 2011


Capitulo 3: El castillo de la medianoche

Los héroes entraron en el castillo escapando de la ventisca. Ante ellos se presentó un amplio recibidor oscuro y lleno del polvo y la mugre de los años, pero a la vez majestuoso y melancólico. Harumi recordó entonces la historia que Francis Delacroix les había contado sobre Alkáiser, el general cuyos restos estaban buscando, y propuso adentrarse en el castillo en busca de pistas sobre el paradero de dichos restos, pues suponía que ese lugar podía haber sido la antigua morada de dicho general. Finalmente eligieron un camino y siguiendo un largo pasillo llegaron a una puerta de metal. La atravesaron y llegaron a lo que parecía una sala de baile. Larga y estrecha sinser capaces de ver su final. La pared de su izquierda repleta de espejos cubiertos de polvo y la de la derecha por amplios ventanales. Se adentraron un poco y cuano se quisieron dar cuenta la puerta se había cerrado tras ellos, sin hacer ningún ruido. Incapaces de abrirla fueron hacia adelante. Eran las diez y media.

Harumi estaba totalmente alerta y llevaba ya tiempo percibiendo extrañas variaciones en la realidad, como latidos, que solo ella parecía percibir. Mientras tanto Jax se adelantó sigilosamente hasta llegar a un bulto en el suelo de lo que supuso sería la mitad del salón de baile. Era el cuerpo de lo que parecía un juglar, un cuerpo que parecía llevar ahí mucho, mucho tiempo. Registrando sus ropajes Jax encontró un pergamino viejo y quebradizo que contenía el siguiente poema.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Sin descanso
escrita en las estrellas
descansa le historia de un hombre
que vivió para ser leyenda

entre las altas cumbres el se crió
mirando siempre de cara hacia el sol
pensando cada día quien debiera ser
aquello cuyo anhelo no lograba contener

como pedí al amanecer
una señal que me quisiera ofrecer
el como había de ser
algo en lo que por fin creer

(PARTE EMBORRONADA)

su fama así se extendió
el de la blanca espada
el hielo que siempre le rodeó
Un corazón que nunca se derritió

Y nadie hubo quien le derrotara
dioses y espadas se postraron
y así su mirada se apagaba
no existía pues ninguna razón

Vagó por la tierra sin alzar la mirada
sin fuerzas ya para alzar la espada
sin ideales y sin pasión
caminó hacia su propia liberación

En el vespertino alba a ella conoció
cielo y estrellas su canción
en sus ojos que todo iluminaba
vio reflejado entonces su corazón

Si tus noches oscuras pudiera ocultar
si tus ojos tan solo pudiera explorar
Si tus labios tan fríos pudiera besar
si tu vida y la mía no fueran una más

En la noche de nieve reciente
con el corazón solo en el presente
promesas y votos quisieron pronunciar
sin importar nada, sin importar que pudiera pasar

Los vientos quisieron a la pareja separar
la joven vida sin remedio sesgar
y así sumido en la desesperación
volvió a refugiarse en su glacial corazón

(PARTE INITELIGIBLE)

Si a ti, oh muerte, te consigo derrotar
a mi mujer amada tendrás que liberar
te ofrezco mi vida y mi palpitante corazón
no existe ningún otro medio ni ninguna otra razón

(parte borrada)

He sido derrotada y tu tenias la razón
no importa aceptar la derrota y te ofrezco un don
nunca morirá tu oscurecido corazón
y a ella no verás en esta encarnación

Enfurecido por aquella oscura maldición
el héroe volvió a su hogar
Con oscuros secretos experimentó
y con su nuevo ejército se dispuso a luchar

(Parte ilegible)

Vive hacinado en su prisión
huye de la calida claridad
ya nadie escucha esta canción
sus frios labios no volverá a rozar
--------------------------------------------------------------------------------------------------------
Las palabras de Jax flotaron por el aire mientras recitaba aquel extraño poema. Los compañeros guardaron un momento de silencio mientras empezaban a temerse dónde se encontraba y qué podía habitar aquel lugar. Además de ese pergamino Jax encontró una espada con un grabado de un león blanco en la empuñadura (el mismo signo que tenía el capitán Aurelius en la coraza que portara el día del funeral en la isla) Jax guardó dicha empuñadura en su mochila, dado que la hoja se deshizo en polvo según la recogió. Entonces Harumi empezó a ver extrañas figuras en los espejos. Primero tenuemente, pero poco a poco se iban haciendo más nítidas y todos sentían una presencia que les rozaba la nuca o les pasaba al lado como un soplo de aire helado. Con dichas señales siguieron adelante hasta el final del salón. Ahí se encontraron un trono y en el sentado una enorme armadura oxidada con un gran hacha y varios cadáveres a su alrededor. harumi entonces percibió con claridad en el espejo a varias parejas fantasmales que bailaban y giraban mecidos por una musica inexistente. Y el latido se hacía más acelerado.

Eran las 11 menos cuarto.

Fué entonces que harumi percibió un destello que atravesaba todos los espejos y acababa en la armadura para perderse en su interior. Y la armadura cobró vida, y con ella todos los esqueletos que la rodeaban. La batalla resultó feroz. Los esqueletos atacaban erráticamente sin ordenes aparentes y la armadura daba golpes calculados y de una precisión mortal. Harumi se vió gravemente herida y cayó al suelo en un charco de sangre, al igual que Jax en un momento avanzado del combate. Los héroes pelearon con gran ferocidad, acabando con 3 esqueletos, más otros 6 aun se mantenían en pie sin darles cuartel. entonces Shin se enfrentó directamente a la armadura apartádola del camino del resto de personajes. Con un golpe consiguió arrancárle el yelmo llevandose con ella la calavera que estaba en su interior, pero la armadura siguió sus feroces embestidas. Mermadas sus fuerzas Luca utilizó una runa de sanación con Haruimi quién inmediatamente se unió de nuevo al combate y Jax consiguió volver a la lucha a base de pura fuerza de voluntad, pues estaba gravemente herido. Desesperado Luca entonces decidió utilizar una habilidad que para él suponía un gran peligro. Cerrando su ojo rojo una lágrima de sangre resbaló por su mejilla y su vida se vió drásticamente afectada, sin embargo un círculo de runas se dibujó en el suelo y, tanto él como todos los personajes que en el círculo estaban vieron claramente un punto de luz dentro de la armadura. Atacaron sin descanso a dicho punto y, a medida que lo dañaban la armadura se volvía más y más torpe hasta que, finalmente aquel punto de luz explotó, no sin antes verse su verdadera forma, un espectro. La armadura cayó entonces y con ella todos sus sirvientes.

Eran las 11 y media.

Lejos de estar a salvo Harumi se dió cuenta de que todos los bailarines del espejo los miraban fijamente. Entonces en una puerta tras el trono vió una figura de blanco dándoles la espalda. Harumi propuso ir hacia allí, y mientras decía eso del alto techo empezaron a descender, desde extraños agujeros de oscuridad una cantidad imposible de cadáveres ahoracados que se agitaban mientras descendian hacia el suelo. Sin perder un minuto corrieron por el pasillo con aquella figura apareciendo y desapareciendo, guiándoles por el enresijo de pasillos hasta llegar a una habitación. Cerraron la puerta y examinaron el cuarto. La habitación de una mujer, con un tocador destartalado y una cama con dosel. en ella el cadáver momificado de una mujer vestida de blanco y una expresion de etenra agonia en su semblante. En su estómago exhibía un enorme boquete. Oyeron fuera como los ahoracados corrian por el pasillo para quedarse totalmente inmóviles frente a la puerta. Hallaron entonces sobre la mesilla una caja. Luka usando sus conocimientos científicos dedujo que no era una caja normal activó con un mecanismo oculto la musica de aquella caja, que empezó a entonar una melancólica melodía. entonces la habitación se volvio terriblmente fria, y se oyeron unos pasos en el pasillo. La puerta se abrió entonces dejando paso a un hombre de larga melena roja y ojos azules con una expresión de absoluta frialdad en su cara. Harumi entonces solo pudo susurrar "el guerrero de la espada blanca..."
A la espalda del sujeto brillaba iluminada por la tenue luz de la luna que se filtraba por el ventanal lleno de polvo un filo blanco y frio como el hielo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada