martes, 22 de noviembre de 2011


Capítulo 1: El aullido gris

Algo húmedo rozó la nariz de Jax quién se despertó para encontrarse con una cría de foca que lo miraba con curiosidad. Miró alrededor. Una enorme planicie de hielo. Hacía frío, más frio del que nunca había sentido. Miró al mar y vio salir burbujas de él y al no ver a sus amigos alrededor se zambulló en él. Dentro del módulo, bajo las frías aguas Shin peleaba por liberar a Harumi de los correajes que la habían mantenido sujeta durante el vuelo, más esta estaba inconsciente aún y los correajes eran fuertes. Jax llegó y viendo el panorama buscó la espada de Shin cortando los correajes. Juntos salieron a la superficie con Harumi y Jax consiguió reanimarla con un boca a boca. Una vez despierta miró a Jax como si hubiera sido violada. (¬_¬). Pronto descubrieron que sus cuerpos habían sufrido cambios. El más notable era el aumento en su movilidad, eran capaces de moverse más rapido, pero por desgracia la falta de costumbre y el hielo resbaladizo provocaban que apenas pudieran ponerse en pie. A mayores Harumi se sentía como nunca, con la mente abierta, sin la habitual molestia que sufría en la isla. tras unos instantes vieron a lo lejos como se acercaba un lobo de pelaje blanco hasta ellos y los saludaba cual perrito juguetón. Detás de él corría un hombre de unos 40 años de cabello rubio lacio y cubierto de pieles portando una lanza, que más tarde se presentaría como Noah. Cuando llegó hasta ellos les perguntó que les había pasado y después de una conversación les dijo que les conduciría hasta el castillo Gaïtende, donde moraba la señora Nadya.

Llegaron a lo que en un primer momento pensaron que era un pueblo abandonado. en realidad era un pueblo a medio construir que se había convertido en un bastión mercenario. En un pequeño monticulo se alzaba un pequeño castillo también a medio construir, aunque en mejor estado que la mayoría de los edificios. tras una espera bastante larga en la cual concieron a varios mercenarios y al cocinero del lugar lograron acceder a Nadya quién, tras leer detenidamente su mensaje y realizar algunas preguntas y aclaraciones les propuso entrenarlos par que pudieran protegerese de un inevitable conflicto con la inquisición.

Durante un mes los tres jóvenes entrenaron en sus respectivas disciplinas y pasado este tiempo realizaron la prueba que les convertiría en miembros del clan mercenario. La prueba consistia en un combate por parejas en el hielo con un mínimo de ropas pero estaba prohibido matar a nadie. Los equipos estaban conformados por Shin y Harumi en un bando y Jax y Sirius (uno de los mercenarios más jóvenes de Nadya) en el otro. El combate se decantó hacia el bando de Shin, dado que Harumi había incapacitado a Sirius con sus poderes pese a sus intentos por enfrentarse a ella. En una medida de gran inteligencia el semi Duk'zarist decidió utilizar su mayor resistencia a los elementos a su favor, escapando hasta que sus oponentes se vieron incapacitados por el intenso frio. De tal modo Nadya, quedando satisfecha les proclamó miembros de pleno derecho del clan "los lobos grises"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada